viernes, 30 de julio de 2010

Santa Catalina. Córdoba







Afuera de la iglesia se conservan estas edificaciones


Santa Catalina, en Ascochinga, muy cerca de la capital de Córdoba.
Se terminó de construir a mediados del siglo XVIII. Se criaban mulas así que servía de paso y descanso en los viajes que realizaban. Siete años después que los jesuitas son expulsados compra las tierras el coronel Diaz, su familia la conserva hasta el día de hoy.
Es la única estancia jesuítica que no fue expropiada.
Sólo se puede visitar la iglesia, la familia vive ahí actualmente.

Miren los movimientos de la fachada, una maravilla .... ejemplo de barroco colonial.
Mi último recuerdo de este lugar es de los 8 años y no pude olvidarla, espero que les guste.