sábado, 12 de marzo de 2011

Una flor para Japón


La primera flor de mis cañas de ámbar